Modelos de negocio y tendencias disruptivas

Las tendencias de comportamiento social y la evolución tecnológica marcará el diseño de los modelos de negocio de los próximos años.

He estado leyendo varios artículos sobre tendencias disruptivas y me ha llamado la atención el post de Brian Solis publicado en Linkedin.

Es un artículo interesante que habla de tendencias tecnológicas y tendencias socio económicas para el resto de años de la década.

smartphone-571961_640

Desde un punto de modelos de negocio yo me quedo con las siguientes conclusiones:

Influencia de los avances tecnológicos

Este es un aspecto que sin duda altera y alterará las industrias. Ya estamos viendo unos primeros movimientos, y la aparición de conceptos como las organizaciones exponenciales. Solis advierte de los cambios que traerán la rápida extensión de la impresión 3D, Drones, Salud, Tesla, realidad virtual, coches inteligentes. Cuestiones que sin duda cambiará el comportamiento, los modos de relacionarnos y de comprar de los próximos años.

Humanización de los modelos de gestión empresarial

Punto interesante, y se refiere al siguiente paso de la transformación digital de las empresas. Una vez que las empresas digitalicen todos sus procesos, el siguiente paso será mejorar la experiencia de sus clientes y empleados. Los esfuerzos tienden a comprender socialmente cómo la gente compra, trabaja, o qué valoran. La tecnología posibilitará esta la transformación más humana de las empresas.

Personalización de los servicios y productos

El cliente prefiere vivir una experiencia satisfactoria con los productos y servicios que adquiere más que el producto o servicio que recibe. Los productos y servicios tendrán que proporcionar valor a los clientes. En este sentido las empresas tendrán que comprender cómo mejorar la vida de sus clientes a través de sus productos y servicios.

Se diluye la economía colaborativa y surge con fuerza la economía bajo demanda.

La economía colaborativa pierde su sentido en un entorno en la que pocos colaboran realmente. Ahora manda la fuerza de la demanda.

Todo se hará bajo pedido, y obligará a las empresas a entender los nuevos mercados para producir en base al incremento de la demanda. Esto significa que también cambiará el mercado de trabajo.

Organizaciones transparentes y con valores

Los negocios deben vivir en la radical transparencia para obtener confianza y clientes. Éstos querrán hacer negocios con empresas que coincidan con sus creencias y valores.

De hecho los Directivos se dan cuenta de la importancia de la cultura de las organizaciones y se promueve la cultura 2.0 como modo de desarrollar el compromiso y la moral de las personas y la organización.

Extensión de modelos de innovación basados en la experimentación.

El tradicional I+D no será suficiente para las grandes compañías que necesitan experimentar conceptos de un modo rápido, y con aversión al riesgo, para ello adoptaran formatos para actuar como startups, esto ya lo estamos viendo en España en empresas como Telefónica.

De cualquier modo estos centros de innovación permiten generar nuevas ideas, experimentar y fallar de un modo más rápido y desarrollar nuevos conceptos de negocio.

En conclusión estamos ante una nueva revolución industrial marcada por la transformación de las industrias y los mercados, donde las empresas tendrán que adaptarse a la nueva realidad. Es aquí donde modelos como lean start-up surgen con fuerza para ayudar a las organizaciones a humanizarlas y construir nuevos modelos de negocio de un modo más rápido reduciendo riesgos.

Un pensamiento sobre “Modelos de negocio y tendencias disruptivas

  1. Alfredo,
    Se me hace de menos en esta lista incluir tanto el big data como la herramientas para analizar todos esos datos y poder experimentar ahí para ver nuevas tendencias. Construyendo sobre tu artículo añadiría tu lista como tendencias de negocio para un futuro próximo handy como término que se refiere a estar con un dispositivo en tu mano interactuando muchas horas al día – no se me ocurre una palabra en castellano con un significado parecido – y “lo vemos cara a cara” como contraposición a las interminables e infructuosas discusiones por correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*